Nuevo día de la reunión con la empresa

Nos habíamos comprometido a comunicar la hora de la reunión, para que se pudiera celebrar la asamblea habitual, y lo hacemos: La reunión se ha pospuesto nuevamente, la nueva fecha prevista es el próximo jueves 24 de julio.

El Sr. Colio, responsable de RRHH y portavoz de la empresa, nos ha comunicado que el lugar de la reunión será Madrid, pero desconocemos la hora y el lugar de la misma. El previsible retraso aconseja que no fijemos de momento la hora de la asamblea, ya que no sería antes de la medianoche.

Teatro y danza en Burgos a cargo del Catedrático.

Cuando los trabajadores de Sniace decidieron abandonar el bloqueo de las puertas de la fábrica, para trasladar la movilización al centro de la ciudad, en concreto al Ayuntamiento de Torrelavega, no imaginábamos los acontecimientos que iban a desarrollarse. Íbamos con la intención de conseguir, con la presión al Ayuntamiento de Torrelavega y al Gobierno Regional (que continúa en absoluto silencio), que la reunión que estábamos demandando con la empresa, se trasformara, por fin, en la del Acuerdo Laboral. Los acontecimientos se precipitaron. Estando en el Ayuntamiento, nos comunicaron que a las 11 de la mañana se conocería el fallo de la Audiencia. La espera fue interminable. Con independencia de que fuera a favor o en contra, intuíamos que la reunión que nosotros presumíamos para negociar, iba a tener otro cariz bien diferente. Tal como se desarrolló el juicio, suponíamos que la sentencia no se iba a demorar demasiado, pero nunca imaginamos que se conociera a los cinco días (suelen tardar entre diez y quince). Había cambiado “el escenario” de una reunión en la que esperábamos perfilar el posible acuerdo. El conocimiento del Fallo de la Audiencia Nacional, pese a ser lo esperado, fue un mazazo para los trabajadores encerrados en el Ayuntamiento.

Pese a nuestros “malos” abogados, sí estábamos legitimados en la Audiencia Nacional.


Durante las dos últimas semanas, las movilizaciones nos han tenido apartados de la WEB. Simplemente no hemos sido capaces de compaginar la información con la participación en las reuniones, juicios, bloqueos y encierros. Se trata de un asunto de prioridades: para nosotros lo fundamental es la lucha por los puestos de trabajo. No obstante, a modo de aclaración para los que no “son” de Sniace, pero nos siguen, la información sobre lo que iba aconteciendo ha sido diaria, eso sí, para los que acuden a la asambleas. 

Durante este periodo, la información interesada y parcial ha tenido un protagonismo destacado. La manipulación habitual, con la colaboración de los de siempre, ha sido la tónica dominante. No vamos a entrar en detalle, de momento, pero sobre las falsedades que se han dicho estos días: sobre el juicio en la Audiencia y sobre la falta de profesionalidad de nuestro abogado, tan solo hay que dejar que pase el tiempo, que se encargará de desmentir tanta patraña. No tenéis más que leer la sentencia, que publicamos aquí, cuya lectura detenida recomendamos, para comparar lo que ha dicho el comité, y lo que ha dicho “ese”. Aunque ya lo hicimos en una asamblea, otro día con más tiempo, explicaremos por qué intentamos “colar” una carta de despido en el juicio de Madrid, y la campaña que organizó, en estrecha colaboración con el DM, en la que tuvo que intervenir hasta nuestro abogado, para que se corrigiera lo que estos fenómenos habían publicado. 

Al final la culpa será de Parayas.

Si uno atiende a las razones que nos dan, Cantabria debe de estar en la quimbambas, porque mira que les cuesta a los directivos de Sniace llegar hasta aquí. Una vez más hemos tenido que esperar hasta el último momento para saber la hora de la reunión. Poner de acuerdo a personas tan principales, para que cuadren sus horarios, parece ser muy, pero que muy complicado. Pero señor mío, saber a qué hora van a trasladarse a Torrelavega y en consecuencia fijar la hora de una reunión, que bien pudiera ser la última y definitiva, no debería representar tanto problema.

Del Director General de Empleo a los Administradores Concursales

Ayer se reunieron el comité y la empresa, con el Director General de Trabajo, Xavier Thibault, así como con un Técnico del Ministerio. En ella, el Ministerio de Trabajo ha confirmado las ayudas a la jubilación para los trabajadores de Sniace, pese a la situación económica y presupuestaria por la está atravesando el país. Esto es lo que se nos dijo, además de que no serían el obstáculo para las jubilaciones, mientras haya disponibilidad económica... como dice la ley.

Eso sí, antes deberíamos cerrar un acuerdo, que debe contener el compromiso del mantenimiento de los puestos de trabajo. Sin despidos traumáticos, algo que revisarían para la concesión de las ayudas a las jubilaciones.

Una Junta de Accionistas que no cumple las expectativas.

La reunión del miércoles con la empresa se celebrara a las 18:15 horas. 

Como atípico, calificó Blas Mezquita el pasado ejercicio, tanto en lo personal, como en lo económico, ya que la fábrica solo había funcionado, y parciamente, durante 6 meses. A partir de aquí, hizo el Presidente un repaso histórico, así lo denomino él, a los acontecimientos ocurridos durante estos meses y al desarrollo legislativo de la Reforma Energética. Comenzó, a mediados de 2012, cuando el Gobierno Central elaboró el proyecto. Continuó con el principios de 2013, cuando el impacto para Sniace se cifraba en nueve millones de euros. Hasta llegar a la actualidad.

Según sus palabras, los argumentos que se utilizan ahora, para “vender” de cara a la opinión pública, la reforma energética, son muy similares a los que se utilizaron hace un año, para “vender” la famosa reducción del céntimo verde: “con ella el problema de Sniace estaba solucionado”. Pero la realidad es que ni antes ni ahora, es así. Recordó que esto no fue todo, porque entonces también se eliminaron lo “complementos de eficiencia y potencia reactiva”, lo que representó otro recorte que tenía, para Sniace, un impacto de 10 millones de euros. El resultado fue que a mediados de año, se habían “cargado” más de 18 millones de euros en la cuenta de resultados de Sniace. A partir de ahí, los acontecimientos fueron sucediéndose, a cual peor: solicitud de medidas al gobierno para paliar la situación, ERTES, despidos, etc.

Ni es oro todo lo que reluce.

La OM que completa la Reforma Eléctrica, no es exactamente como nos la están presentando.

Ha sido publicada, en el Boletín Oficial del Estado, la orden ministerial que desarrolla los parámetros retributivos a las renovables, cogeneración y residuos, en el marco de la reforma energética. Esta orden fija el parámetro, que llevamos esperando más de un año, y que en multitud de ocasiones se nos ha presentado como algo hecho. Esta noticia roza el hito histórico, en el desarrollo de nuestras tribulaciones. No hay más que echar un vistazo a los titulares que se han generado en el día de ayer, y no queremos imaginarnos los que aparecerán hoy en la prensa escrita: “Sniace recibirá más de 200 millones de ayudas a la cogeneración en diez años” o “Sniace recibirá 20 millones al año de ayudas a cogeneración hasta 2026”.